Osteopatía y articulación temporomandibular

Al iniciar el análisis sobre la ATM, su mecánica, evaluación y tratamiento nos formulamos la pregunta de si la disfunción de la ATM es sólo un problema de disfunción local o es un elemento de la cadena de cambios que pueden afectar a diferentes sistemas del cuerpo, como el sistema musculoesquelético, miofascial, nervioso, craneosacro y, claro está, el sistema de la masticación.

 

UNos preguntamos también si la disfunción de ATM es PRIMARIA o SECUNDARIA a estos cambios procedentes de otras regiones del cuerpo

Razones más frecuentes de disfunción de ATM

- Traumatismos directos (recientes y antiguos).

- Ausencia de piezas dentales.

- Síndromes de mala oclusión (una buena oclusión debe permitir una correcta fonación, deglución y masticación).

- Trastornos mecánicos en la región cervical.

- Desequilibrio del sostenimiento del peso de la cabeza.

- Mal funcionamiento de los órganos relacionados con los sentidos.

- Trastornos de la postura (la ATM es un captor postural).

- Trastornos del funcionamiento del sistema craneosacro.

- Trastornos de la respiración diafragmátoca.

- Trastornos psicoemocionales.

- Factores nutricionales y alérgicos.

 

La ATM, es una zona primaria de asentamiento del estrés, tensión, ya que solemos “apretar los dientes” en cualquiera de estas situaciones. También es un captor postural (consultar posturología) que nos ubica en el espacio, si a eso le sumamos que frecuentemente el encaje de nuestra mordida es asimétrico y no pleno por falta de piezas dentales, podremos comprender la alta frecuencia de lesiones en la ATM. El tipo de oclusión y la posición mandibular determina predisposiciones a ciertas compensaciones posturales y tensiones musculares.

¿Cuándo acudir al osteópata por una lesión de ATM?

Cuando aparezca alguno de los siguientes síntomas:

  • -Dolor en la palpación de la articulación o durante la apertura o cierre de la boca.
  • -Chasquidos o crepitación durante la apertura /cierre de la boca o durante la masticación.
  • -Dificultad al tragar.
  • -Desplazamientos laterales al producirse la apertura de la boca.
  • -Dolor suboccipital, en los maxilares, en temporal, frontal, encías, dientes, musculatura cervical y ojos.
  • -Acúfenos, hipoacusia, taponamiento de oídos, otitis de repetición.

 

Bruxismo

La contracción muscular es un proceso en el cual se consume energía, por eso el mantener la “mandíbula toda la noche apretada” (bruxismo) hace que nos levantemos cansados y con dolor; esos músculos tienen unas zonas donde se originan y se insertan, su función debe de estar equilibrada porque si no, las estructuras con las cuales se relacionan (huesos, articulaciones, nervios,etc.) entrarán en desequilibrio, disfunción y finalmente patología o enfermedad.

Este desajuste iría avanzando en nuestro esquema corporal intentando compensar el desequilibrio original, la cadena irá trabajando en el error hasta que llegue el momento en el cual ya esté todo demasiado alterado.

Trastornos de deglución

Causas más frecuentes

  • -Lesiones estructurales de los huesos del cráneo (debidas a un parto complicado).
  • -Lesiones de las vértebras cervicales (tortícolis).
  • -Síndromes de mala oclusión.
  • -Succiones (pulgar, chupete).
  • -Trastornos respiratorios nasales (fosas estrechas, respiración bucal, desviación tabique nasal).
  • -Trastornos oculares.
  • -Trastornos del oído.
  • -Trastornos podales.
  • -Trastornos interhemisféricos (dislexia).

La causa más frecuente de la deglución atípica es la mordida anterior abierta por exceso de succión (pulgar o chupete).

Las fosas nasales en el recién nacido son muy pequeñas, si además tiene el paladar alto por una excesiva succión, le costará más respirar, es frecuente oír ruidos al respirar en neonatos por esta causa. Si el problema perdura, el niño se convertirá en un respirador bucal.

Se produce una falta de oclusión labial con interposición de la lengua en la fase de deglución; el niño deglute con un movimiento de cabeza hacia delante y hacia arriba. Con el aumento de presión sobre los incisivos, aumentará más la actividad de la musculatura peri oral, que debe compensar la falta de cierre bucal.

Al equilibrar el músculo disfuncional permitimos una corrección ortodóntica más rápida y prevenimos la recaída tras el tratamiento.

El tratamiento de las disfunciones craneales produce una mejoría en los músculos faciales y de la lengua.

Existe una reciprocidad entre la posición de la lengua y la posición de la mandíbula, por lo tanto del cráneo entero..